• esES
icon-phone +34 93 218 19 00
icon-mail hola@keli.es
icon-phone +34 93 218 19 00
icon-mail hola@keli.es
icon-phone +34 93 218 19 00
icon-mail hola@keli.es

Mejora la eficiencia de tu casa en 3 pasos

El crecimiento exponencial del consumo energético se ha convertido en uno de los principales problemas a nivel mundial. En concreto, el consumo energético de los edificios y de su construcción representa casi un 40% del consumo total de energía en Europa.

A pesar de ser un problema global, desde tu casa puedes aportar tu granito de arena que ayude a reducir este problema creciente

Hablamos con Roger Maranges, socio fundador y arquitecto de Taller11, un estudio de jóvenes arquitectos especializados en ofrecer soluciones integrales, respetuosas e imaginativas, para conseguir diseñar espacios saludables y confortables.

Roger nos propone 3 pasos para conseguir para mejorar la eficiencia de tu casa:

PASO 1. CAMBIO DE HÁBITOS

Una casa no consume energía, son las personas que viven las que lo hacen. Así pues, el primer paso para reducir tu consumo es mirar de cambiar aquello que quizás no estás haciendo del todo bueno. Cuáles son los puntos clave para hacer más eficiente la manera en cómo utilizas tu casa?

CORRECTA UTILIZACIÓN De ELECTRODOMÉSTICOS Y CLIMATIZACIÓN

Desde cosas más evidentes, como llenar al máximo el lavaplatos o la lavadora cuando los utilizas, hasta poner los termostatos de la calefacción o el aire acondicionado a temperaturas adecuadas. La temperatura de confort puede variar de los 18 °C a los 24 °C. Acciones tan simples como abrigarse en invierno y poner la calefacción a 18 °C pueden tener un gran impacto en tu consumo.

GESTIÓN DE LAS APERTURAS

Las ventanas de tu casa no solo sirven para tener vistas al exterior. Utilizándolas correctamente te pueden permitir reducir mucho el consumo. ¿De qué manera?

a) Gestionando la radiación solar:

Verano: Proteger del sol. Por ejemplo, instalando un sistema de sombreado para que el sol no nos entre en casa (que el sombreado quede por fuera del cristal)
Invierno: Dejar entrar el sol y que caliente los materiales de la casa

b) Ventilando:

Verano: Ventilar mucho, puesto que la ventilación mejora la sensación térmica (ventilación cruzada, nocturna…)
Invierno: Ventilar lo necesario cuando la temperatura exterior sea lo más alta posible.

PASO 2. INTERVENCIÓN EN LA VIVIENDA (OBRAS En CASA)

Si ya has mejorado aspectos de la utilización de la vivienda, te puedes plantear hacer mejoras de la piel de la vivienda, para reducir la demanda de energía de tu casa. La demanda de energía es la cantidad de energía que necesita una casa para tener confort. Las viviendas con demandas pequeñas acostumbran a estar alrededor de los 10 o 20 kwh/m²* año (es la cantidad de energía que consume un metro cuadrado de tu casa durante un año). En la etiqueta Energética de tu casa encontrarás el consumo anual. Si tienes una etiqueta C o inferior, es muy recomendable realizar intervenciones de mejora. A continuación encontrarás posibles intervenciones de mejora para los diferentes elementos de una vivienda:

FACHADA O PAREDES: tiene bastante impacto puesto que representan mucha superficie de contacto con el exterior. Se puede hacer de muchas maneras, ya sea aislando por el exterior, por el interior o dentro de la cámara de aire (si tiene), y con varios sistemas y materiales.

CUBIERTA O TECHO: es muy importante aislarla, puesto que es por donde hay más pérdidas en invierno (el aire caliente sube). En verano es por donde entra más calor puesto que el sol es muy vertical.

TIERRA: tiene menos impacto, pues el suelo tiene una temperatura más constante que el aire exterior, pero también es recomendable aislarlo.

VENTANAS: Cristal: Es importante tener un buen cristal, pues es uno de los puntos por donde puede escaparse más energía de nuestra casa. Estanqueidad: No sirve de nada que la casa esté muy aislada si se pierde aire caliente por las juntas de las ventanas. Colocar gomas a las ventanas es muy sencillo y efectivo.


Si las ventanas que tienes no cumplen estas condiciones, otra opción es cambiarlas por unas de nuevas de madera o con rotura de puente térmico. Es una inversión más alta, pero que mejora mucho el confort.

PUENTES TÉRMICOS: los puentes térmicos son puntos de la fachada por donde el calor pasa más fácilmente. Esto pasa en puntos donde el aislamiento no es continuo (cajas de persianas, enchufes empotrados, puntos de encuentro entre el techo y la pared…). En invierno son puntos muy fríos, y es importante que queden muy aislados, para evitar el riesgo de humedades.

PASO 3. MEJORAR LA EFICIENCIA DE LAS MÁQUINAS

Si ya has hecho mejoras en la piel de la vivienda, entonces te puedes plantear sustituir los aparatos por unos de más eficientes:

CALEFACCIÓN // REFRIGERACIÓN // AGUA CALIENTE // COCINA // ILUMINACIÓN // ELECTRODOMÉSTICOS

Por último, pero no por eso menos importante, hay que tener en cuenta que cualquier consejo que apliques, por pequeño que sea, te ayudará a ahorrar!

Y recuerda que: “La energía más eficiente es la que no se consume.”

Estas son recetas genéricas y cada situación particular merece un estudio y un proyecto. Las mejoras de eficiencia tiene sentido combinarlas con mejoras de habitabilidad y funcionamiento de la casa. La vivienda más eficiente es el que está bien diseñado desde el proyecto. En Taller11 son especialistas en aplicar con una visión de conjunto estos conceptos a los proyectos arquitectónicos. Si quieres un estudio más concreto no dudes en contactar con ellos.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *